Orígenes del Bóxer

El Bóxer tiene sus orígenes en la raza Bullenbeisser. Éstos eran utilizados para la caza de animales salvajes. Algunas fuentes afirman que estos enormes perros medievales teninan las orejas erectas y grandes dientes que permitian sujetar al animal por el hocico.

Otra de las utilidades de esta raza era la de perro de carnicero, ya que tenían gran habilidad para contener a un toro rebelde y reconducirlo al establo. Se cree que la famosa reputaciĂłn de un perro llamado “Boxl”, utilizado por un carnicero de Berlín es la que dio el nombre a la raza.
Un dato curioso es que el origen de la palabra Bóxer como nombre de raza pura viene del término “Boxel” que significa “mestizo”.

boxer

Aspecto físico del Bóxer

El Boxer se caracteriza ante todo por su cabeza fuerte, mandíbula inferior prognática, nariz ancha y negra, ojos castaño oscuro, cuello ancho y fuerte, pecho amplio y cuartos traseros bien musculosos y orejas planas y caidas a ambos lados de la cabeza. Con las legislaciones de protección de animales se ha conseguido que el Boxer pueda ser presentado con la cola y orejas sin cortar pero en estándares de belleza luce más un perro con orejas y rabo cortados.

El Bóxer es un perro de pelo corto, de color leonado o atigrado. De vez en cuando presentan manchas blancas en collar, pecho y patas, aunque se considera un defecto genético el Bóxer totalmente blanco. El macho mide entre 49 y 55 cm de altura a la cruz y pesa entre los 25 y 35 kilos, la hembra mide entre 45 y 51 cm y pesa unos 25-30 kilos.